25.9 C
Veracruz
martes, febrero 9, 2021

Vacuna vs el COVID, coadyuvancia con la autoridad

Colaboración de la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana, CAAAREM.

Actualmente, se vive una crisis de salud a nivel global, el impacto súbito y generalizado de la pandemia por el COVID-19 y las diferentes medidas adoptadas por los diversos países para contenerla, han ocasionado no solo un sinfín de decesos, sino también una considerable contracción de la economía mundial.

De acuerdo con las Naciones Unidas, el coronavirus es el mayor reto para el mundo desde la Segunda Guerra Mundial, ya que no solo se trata de un cierre parcial de fronteras, un cierre de actividades esenciales, un confinamiento, o por las disputas entre potencias mundiales, sino que, supone una evidente falta de coordinación de la política global ante el avance del virus.

Al respecto, todos los países coinciden en la importancia de la vacuna del coronavirus Covid-19 para el futuro de las naciones. Luego de la obtención del código genético del virus por parte de los científicos chinos, cientos de laboratorios ubicados en India, Reino Unido, Alemania, Rusia y Estados Unidos comenzaron una frenética carrera para desarrollar una vacuna segura y eficaz para prevenir y reducir los contagios de COVID-19, sin embargo, las vacunas  que fueron reconocidas son: la vacuna AstraZeneca, desarrollada por la Universidad de Oxford; la vacuna Pfizer/BioNTech, fabricada por la farmacéutica estadounidense y su socio alemán BioNTech; la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología de Rusia; mismas que ya están siendo distribuidas y aplicadas en el resto del mundo.

Para la fabricación de estas vacunas las exportaciones mundiales crecieron 49% en el primer semestre de 2020, según datos de la Organización Mundial del Comercio (OMC). En los primeros seis meses del año, las compras internacionales fueron por un valor de 15 mil 500 millones de dólares principalmente ácidos nucleicos, aminoácidos fenoles y esteroles.

De ahí, las compras por las vacunas fueron significantes, siendo Rusia, Estados Unidos y Reino Unido los primeros países en aplicarla, y el resto del mundo en su intención por adquirirlas dado el repunte y aumento de contagios que anunciaban un regreso al confinamiento y suspensión -de nueva cuenta- de las actividades esenciales.

México no es un caso aislado, que, si bien es uno de los países con mayor afectación por la pandemia, después de varias pláticas con diversos laboratorios, tiene aseguradas 174 millones de vacunas contra el coronavirus de Pfizer, AstraZeneca, CanSino, Sputnik y mediante el mecanismo Covax. En este sentido, la participación de las entidades federativas y de particulares en el plan de vacunación contra el Covid-19 se considerará una “acción extraordinaria” y sólo de coadyuvancia. Para ello, además de presentar los contratos de compra de las vacunas, para su aplicación se deberán apegar a los criterios federales en cuanto al calendario y la prioridad por grupos de personas que recibirán la inmunización. Así lo establece el proyecto de acuerdo de la Secretaría de Salud (Ssa).

Como es sabido, la Ley General de Salud establece, como competencia de la Secretaría de Salud, el dictar acciones extraordinarias[1] en materia de salubridad general para atender emergencias sanitarias, entre las que pueden incluir el encomendar a los estados, personas físicas y morales de los sectores social y privado, así como a los integrantes del Sistema Nacional de Salud, el desempeño de las actividades que estime necesarias y obtener para este fin la participación de los particulares.

El programa de vacunación establecido por el Gobierno Federal implica no solamente una coadyuvancia entre el sector gobierno, sino tambien entre los sectores privados y particulares, pero además, ciertos cambios en las legislaciones en pro de identificar el producto, en términos de las importaciones. En este orden de ideas, la Secretaría de Economía ha emitido dos Antreproyectos; el primero de ellos[2] atiende a la necesidad de adicionar la mercancía clasificada en la fracción arancelaria 3002.20.10 “Vacuna contra SARS-CoV-2 (Coronavirus)”; sin embargo, esta fracción aún no la encontraremos dentro de la Tarifa ya que está pendiente de su publicación. Por otro lado, este mismo Anteproyecto tiene a bien, sujetar , la importación de la mercancía clasificada en la fracción arancelaria 3002.20.10 a la Autorización sanitaria previa de importación de la COFEPRIS, únicamente cuando se destinen a los Regímenes aduaneros de Importación definitiva, Importación temporal o Depósito fiscal.

El segundo anteproyecto, no menos importante, tiene por objeto adicionar los Números de Identificación Comercial (NICO) siguientes: referentes a la misma vacuna pero además, a los tanques de oxígeno de uso medicinal. Es importante mencionar, que al tratarse de Anteproyectos, aún están propensos a sufrir alguna modificación, no será hasta la publicación del Acuerdo en el Diario Oficial de la Federación.

Ahora bien, retomando el Acuerdo por el que la Secretaría de Salud dicta acciones extraordinarias para la coadyuvancia con esta dependencia, el pasado 26 de enero de 2020, estableció como una acción extraordinaria en materia de salubridad general, que los gobiernos de las entidades federativas en su calidad de autoridades sanitarias, así como las personas físicas y morales de los sectores social y privado, integrantes del Sistema Nacional de Salud, coadyuven con la SSA Federal en la implementación de la Política Nacional de Vacunación contra el virus SARS-CoV-2 para la prevención de la COVID-19.

En este sentido, realizarán ante la SSA lo siguiente:

  • Presentar los contratos que suscriban con las farmacéuticas autorizadas en México, para la adquisición de vacunas contra el virus SARS-CoV-2.
  • Informar la cantidad de dosis de vacunas adquiridas y las aplicadas a la población en general.
  • Respetar el calendario, así como la prioridad por grupos de personas, establecidos en la citada Política Nacional de Vacunación.
  • Instrumentar las medidas de prevención y control pertinentes.
  • Garantizar, en el ámbito de su competencia, la trazabilidad del proceso de vacunación a su cargo, e informar a la SSA Federal sobre su seguimiento.

Todas estas acciones tienen afin buscar una política nacional coordinada en pro de mitigar los contagios por coronavirus y en ese sentido reactivar la economía nacional y retomar las actividades esenciales en nuestro país.

Finalmente, cabe rescatar que también se han ido implementando diferentes medidas en materia de logística para la transportación de las vacunas, y en ese sentido correponderá a los sectores involucrados coadyuvar de la misma manera para garantizar el transporte transfronterizo seguro, protegido y eficaz de las vacunas contra la COVID-19 y equipo conexo.

 

[1] Acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV-2, publicado el 31 de marzo de 2020.

[2] Anteproyecto CONAMER: Modificación al Acuerdo por el que se establece las mercancías cuya importación y exportación está sujeta a regulación por parte de la Secretaría de Salud.

Compartir

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

mantente conectado

21,506FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias