Aduanas

México y la sexta enmienda del sistema armonizado de la OMA.

La Organización Mundial de Aduanas (OMA), con sede en Bruselas, Bélgica, agrupa a 183 países con sus respectivas autoridades aduaneras para diseñar los lineamientos comunes y la facilitación del comercio.

Siendo específicos, la OMA se encarga del funcionamiento e implementación del “Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías”. Básicamente, el sistema armonizado de la OMA es el que permite tener un sólo código a nivel mundial para la clasificación de los bienes y productos, es decir, que nos permite conocer los impuestos que dichos bienes deben de pagar y las restricciones y regulaciones no arancelarias que deben cumplir (RRNA) a la hora de entrar aun país.

En pocas palabras, que todos los miembros de la OMA hablen un mismo lenguaje.

En México, las disposiciones de la OMA llegan a nuestro marco legal a través de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación (LIGIE). La estructura de la LIGIE es la siguiente, compuesta por dos artículos, el primero comprende la TARIFA, que es todo el universo de mercancías susceptibles de ser clasificadas y, a su vez, la estructura de la TARIFA, dividida en 21 secciones y 97 capítulos a nivel internacional, y la sección 22 y capítulo 98 son de aplicación nacional.

El artículo II de la LIGIE nos refiere a las Reglas Generales y Complementarias de la TARIFA. Para la clasificación práctica de los mercancías en México utilizamos las fracciones arancelarias que están conformadas por ocho dígitos, y se desglosan de la siguiente manera, los primeros dos dígitos representan el número del capítulo, los siguientes dos dígitos forman la partida, a esos cuatro dígitos adicionamos dos más, para generar la subpartida, hasta este punto de seis dígitos es el alcance aplicativo de la OMA, ya que los dos números restantes marcan la fracción arancelaria en México, y por ende el impuesto de comercio exterior que debe de pagar por las importaciones y exportaciones.

La importancia de la implementación de la sexta enmienda de la OMA en el sistema aduanero mexicano es fundamental, ya que implica una modificación y actualización de toda nuestra TARIFA nacional, mediante la eliminación, aumento o actualización de las fracciones arancelarias.

Es importante mencionar que estás enmiendas tiene ciclos (en plazos de cuatro a seis años), siendo la primera enmienda en el año de 1992, la segunda en 1996, la tercera en 2002, la cuarta en 2007, la quinta en 2012 y la sexta en 2016.

Los productos con tecnologías avanzadas, la robotización, la automatización y los sistemas digitalizados han creado nuevas mercancías que necesitan de nuevas fracciones arancelarias y han dejado en desuso otras tantas. Todo esto obedece a los flujos comerciales y a la ley de la oferta y la demanda en ciertos productos.

Nuestro sistema aduanero mexicano debe de adoptar la sexta enmienda de la OMA lo más pronto posible para mantener nuestra competitividad en el comercio exterior y continuar siendo un actor relevante dentro de la Organización Mundial de Aduanas.

Autor: Mtro. Abraham K. Weller Lara  @AbrahamWellerJr

Fuente: T21

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *