Economía

Refleja comercio exterior debilidad de la economía

Las exportaciones petroleras descendieron en agosto a mil 943.8 millones de dólares, un desplome de 29.1 por ciento en comparación con las realizadas en igual mes de 2018, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El organismo dio cuenta de una caída generalizada en la importación de mercancías, con retrocesos significativos en la compra al exterior de bienes de consumo final y de bienes de capital –los empleados para actividades productivas. Esta evolución, de acuerdo con analistas, refleja el estancamiento de la economía.

El valor de las exportaciones en agosto sumó 40 mil 430 millones de dólares, 2.2 por ciento más que en el mismo mes de 2018. Con ese resultado, agregó el Inegi, en los primeros ocho meses del año las ventas al exterior sumaron 307 mil millones de dólares, 3.9 por ciento más que en el periodo comparable del año pasado.

La contracción se dio en las exportaciones de productos petroleros. Entre enero y agosto fueron de 18 mil 65 millones de dólares, 12.7 por ciento menos que en igual periodo de 2018.

Las exportaciones no petroleras –que incluyen agropecuarias, manufacturas y extractivas– sumaron en agosto 38 mil 486 millones de dólares, un crecimiento anual de 4.6 por ciento, y para el periodo de enero a agosto alcanzaron 288 mil 939 millones de dólares, 5.2 por ciento más que en el lapso de comparación previo.

Por el lado de las importaciones, el Inegi reportó caídas en todos los rubros en que son clasificadas las compras que realiza México en el exterior.

Destacó la contracción en las importaciones de bienes de capital, que es la maquinaria y equipo traídos del exterior para realizar aquí actividades productivas. En agosto fueron de 3 mil 602.6 millones de dólares, un desplome de 14 por ciento anual; en los primeros ocho meses del año sumaron 27 mil 537 millones de dólares, 8.4 por ciento menos que en el mismo lapso de 2018.

Algo similar ocurrió con la compra en el exterior de bienes de consumo intermedio, que son los empleados para elaborar aquí algún producto final. En agosto sumaron 30 mil 787 millones de dólares, un decrecimiento anual de 3.7 por ciento. En los ocho meses, fueron importados 236 mil 987.2 millones, 1.2 por ciento más que en el periodo comparable de 2018.

Mientras, la importación de bienes de consumo final fue en agosto de 5 mil 265.6 millones de dólares, 11.9 por ciento menos que en igual mes de 2018. Para los primeros ocho meses, las importaciones en este rubro alcanzaron 39 mil 676.4 millones, 3.6 por ciento menos que el año previo.

Con la diferencia entre exportaciones e importaciones, la balanza comercial fue superavitaria en agosto en 775 millones de dólares, nivel similar al de ese mes del año pasado. En los ocho meses, también fue positiva en 2 mil 803.5 millones de dólares, sin cambio respecto a 2018.

No repunta confianza empresarial: Banorte

La debilidad de las importaciones sugiere que la actividad económica en agosto permaneció limitada, comentó el área de análisis de Banorte. El sector petrolero fue un mayor lastre que en el mes previo, impactando los resultados generales, añadió.

Los datos del comercio exterior restan soporte a la posibilidad de un rebote más fuerte de la demanda interna, agregó.

Las importaciones de bienes de capital muestran que el panorama de la inversión se mantiene débil, ya que a pesar de que avanzaron por segundo mes consecutivo y a un ritmo más elevado, probablemente sigan bastante limitadas en magnitud. En este contexto, hasta ahora no se ha observado un repunte relevante en la confianza empresarial.

*Fuente: https://www.jornada.com.mx/

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *