Economía

Importaciones de bienes de capital de México en ciclo de baja.

Las compras de México al exterior de maquinaria y equipo extienden su desaceleración, situación que apunta a que no hay incentivos suficientes, por el momento, para que las empresas aumenten su capacidad de producción, dentro de un entorno de una débil demanda en el mercado local.

Las importaciones de bienes de capital cayeron 16.5 por ciento a tasa anual en el pasado julio al ascender a 3 mil 429 millones de dólares. Este desempeño, representó su cuarto mes consecutivo con una tendencia a la baja, de acuerdo con datos reportados por el Inegi y el Banco de México.

En tanto que de enero a julio de este año, las compras al exterior de maquinaria y equipo sumaron 23 mil 934 millones de dólares, lo cual representó un retroceso de 7.5 por ciento con respecto a igual periodo del 2018.

“Consideramos que el desempeño de bienes de capital no apoya la noción de un mejor desempeño hacia delante. En este sentido, será muy importante evaluar su dinámica en un entorno caracterizado por una baja confianza empresarial, en particular el componente sobre el “momento adecuado para invertir”, mismo que alcanzó nuevos mínimos de este año en junio en todos los sectores” consideran los analistas de Banorte.

La existencia de una débil demanda de bienes y servicios contribuye para que exista cierta capacidad productiva ociosa en las empresas, factores que no ayudan para realizar nuevas inversiones.

“La información oportuna indica que en el segundo trimestre de 2019 continuó el estancamiento que la actividad económica en México ha venido registrando en los trimestres previos, como reflejo de una mayor debilidad en la mayoría de los componentes de la demanda agregada. Así, las condiciones de holgura de la economía continuaron relajándose, incluso más de lo previsto, ampliándose la brecha del producto en terreno negativo” se reconoce en el último comunicado de política monetaria del Banco de México.

Sin embargo, anuncios como el acuerdo final con las empresas para resolver el conflicto sobre los contratos de gasoductos que transportan gas natural, son una buena noticia que contribuye a mejorar la confianza, al mismo tiempo, que puede convertirse en un catalizador para mayores inversiones privadas.

“Seguimos considerando que podrían mejorar gradualmente hacia el cierre de año, sobre todo con un empuje del gasto gubernamental en inversión y ante una posible mejoría del panorama para el sector privado” de acuerdo con los analistas de Banorte.

El empresario Carlos Slim declaró que es “intrascendente” si el país crece este 2019, puesto que confió que los próximos años haya un crecimiento económico ya que hace falta una “inversión masiva” en los más de 1,600 proyectos del Gobierno Federal.

“En mi opinión estamos en una situación en la que el crecimiento económico puede ser cero 0 2, eso no es lo importante, pero es parte de la gran inversión que hay y se puede echar a andar este año”.

Fuente: El Financiero/Esteban Rojas 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *