Economía

FMI recorta estimación de crecimiento del país.

El Fondo Monetario Internacional recortó las proyecciones de crecimiento de la economía mexicana para el presente año a 1.6 por ciento y para 2020 a 1.9 por ciento, en sus nuevas Perspectivas de la Economía Mundial de abril, lo que representó una baja de 0.5 y 0.3 puntos porcentuales, respectivamente, comparado con la previsión de enero pasado.

La reducción en las proyecciones del PIB cercana a un punto porcentual para ambos años en México refleja en parte los cambios en las percepciones acerca de la dirección de las políticas bajo la nueva administración”, destaca el organismo multilateral.

Enfatiza que el sentimiento de los inversionistas se ha debilitado y los diferenciales soberanos aumentaron en México, tras la cancelación por parte de la administración entrante del aeropuerto para la capital y el retroceso de las reformas en energía y educativa.

En México, donde los diferenciales de tasas para la deuda soberana se han ampliado significativamente desde octubre, es esencial evitar retrasar las reformas estructurales necesarias, ya que esto podría crear incertidumbre adicional perjudicial para la inversión privada y el crecimiento del empleo”, recomienda el FMI.

PREOCUPACIONES

La preocupación por una reversión en las políticas en México, bajo la nueva administración llevó a una notable ampliación de los spreads en la deuda soberana durante noviembre y diciembre, pero desde entonces se han estrechado”, refiere.

Apegarse al plan de consolidación fiscal de mediano plazo (y posiblemente buscando una reducción aún mayor en el déficit) estabilizaría la deuda pública, elevaría la confianza y crearía espacio tanto para responder a los choques como para adaptarse a las necesidades de gasto relacionadas con el envejecimiento de la población”, destaca.

Siempre que la inflación se mantenga moderada y las expectativas bien ancladas, la política monetaria puede mantenerse acomodaticia con espacio para reducir las tasas si es necesario, recalca.

En el documento, que evalúa las condiciones económicas de corto y mediano plazo, se anticipa una desaceleración moderada para este año. Los pronósticos de crecimiento se redujeron a 3.3% para 2019 en comparación con el 3.7% que había estimado en octubre de 2018. Para 2020, el pronóstico es de 3.6% contra 3.7% previo.

RESTO DEL MUNDO

La proyección para EU en 2019 se bajó a 2.3%, desde 2.5% y para 2020 se subió una décima a 1.9 por ciento.

De esta forma, el 70% de la economía global crecerá por debajo de lo registrado durante 2018.

El organismo reconoce que el comercio mundial, la inversión y la producción siguen amenazados por las tensiones comerciales actuales. Recuerda que está pendiente la ratificación del T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá.

Además, una propuesta para aumentar los aranceles en todos los automóviles y partes de automóviles importados sigue bajo consideración en los Estados Unidos. Si no se resuelven las diferencias y el aumento resultante de las barreras arancelarias por encima y más allá de lo previsto, se traduciría en mayores costos de bienes de capital e intermedios importados y precios de bienes finales más altos para los consumidores.

Más allá de estos impactos directos, la mayor incertidumbre de la política comercial y las preocupaciones por la escalada y las represalias reducirían la inversión empresarial, interrumpirían las cadenas de suministro y desaceleraría el crecimiento de la productividad. La perspectiva depresiva resultante para la rentabilidad corporativa podría mermar la confianza del mercado financiero y frenar aún más el crecimiento”.

PIB DE MÉXICO CRECERÁ 2.3% PROMEDIO SEXENAL

La economía mexicana registrará una tasa de crecimiento promedio anual de 2.3% entre 2019 y 2024, de acuerdo con la reciente actualización de las proyecciones globales del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Así, de cumplirse la previsión del FMI, el crecimiento del Producto Interno Bruto durante la actual administración no sólo estará alejada de la meta de 4% promedio fijada por el Presidente de la República y el sector empresarial, sino que también será una décima inferior a la observada durante el sexenio anterior, que fue de 2.4% promedio anual.

Con esto, el crecimiento previsto por el FMI durante la actual administración sólo será mayor a lo que se observó durante los periodos de gobierno 2001-2006 y 2007-2012, pero inferior a los sexenios 1989-1994 y el de entre 1995 y 2000.

Por años, el organismo dirigido por Christine Lagarde proyecta que en el último trienio se registren las mayores tasas de crecimiento, pues en 2022 se anticipa 2.6%, y 2023 y 2024 se pronostica 2.7% en cada año.

Con esto, el crecimiento del país sería de 2.7% promedio en los últimos tres años de la actual administración, que contrastaría con el 2.0% promedio de los tres primeros años. En 2019 la economía crecerá 1.6%, en 2020 1.9%, y en 2021, 2.4%, según el FMI.

 

Fuente: Excelsior/Felipe Gazcón 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *