Aduanas

La Cuarta Transformación llegó a las aduanas de México.

¿Cuánto aporta la Administración General de Aduanas y Comercio Exterior a México?

En las 49 aduanas, a lo largo y ancho del país, se recaudaron 845 mil millones de pesos en impuestos y derechos en el 2017. De estos, 628 mil millones de pesos fueron por concepto de IVA, que representan el 29% del total recaudado a nivel nacional. A principios de este 2018, según cifras del Inegi, el valor del comercio exterior (importaciones y exportaciones) alcanzó la cifra de 65 mil 138 millones de dólares. En 2016, la balanza comercial de México obtuvo los 763 mil millones de dólares.

Las aduanas son la puerta de una inmensa cantidad de transacciones económicas, gran parte de las finanzas del gobierno de México dependen directamente de estas operaciones.

La salud de las empresas importadoras y exportadoras penden de la dinámica con la que la institución instaure sus procesos.

Como un ente de seguridad nacional, se debe garantizar que las aduanas funcionen correctamente, es decir, sin corrupción.

Pero el reto es aún mayor; en la realidad, son fuente de recursos y materia prima para la comisión de otros delitos, como la trata de personas, el tráfico de armas, dinero ilícito, drogas, vehículos irregulares, el contrabando, lavado de dinero, entre otros.

La prevención, tratamiento y combate deben ser actividades propias de la esfera aduanal, no de entes ajenos, eso no funcionó. Las operaciones de inteligencia, investigación e integración de indicios deben ser desarrollados in situ. Limpiar la casa por dentro hasta las últimas consecuencias legales es una tarea prioritaria. La colaboración interinstitucional es vital.

En más reciente Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (ENCRIGE, 2016) se encontró que, de cada 10 mil operaciones de comercio exterior, en mil 57 operaciones ocurren actos de corrupción; el 10% de la actividad aduanal se realiza de forma corrupta.

Hay una serie de medidas que se consideran muy oportunas para hacer de las aduanas de México una institución de alta competitividad internacional.

Entre ellas, sumarse a las mejores prácticas internacionales en materia de mejora administrativa; integrarse a la agenda de política institucional de persecución y prevención, en coordinación con el Sistema Nacional Anticorrupción y el Sistema Nacional de Seguridad Pública y el de Seguridad Nacional.

Toda acción que se realice en el país debe estar sujeta a la homologación que los demás países de la OMC y la OMA tengan suscrita: la adhesión de México al convenio de Kioto.

Además, se propondrá realizar lo siguiente:

-Una alianza estratégica con todos los operadores aduanales y de comercio exterior para realizar una campaña mediática masiva sobre el problema.

-Utilizar las tecnologías de la información como la base de toda mejora, tanto administrativa como física.

-Usar un diseño de Open Data para mejorar la transparencia en las operaciones y garantizar la rendición de cuentas de sus servidores públicos.

-Diseño de una ruta crítica automática del despacho aduanero que minimice los costos de almacenamiento y transporte a los usuarios.

-Creación de puntos de control anteriores y posteriores a la aduana, sobre todo para artículos especiales y perecederos, que eviten filas en los recintos aduanales.

-Desarrollo de nuevas reglas sobre las fracciones arancelarias más claras y sencillas para clasificar mercancía de forma automática.

-Eliminación de cualquier transacción que requiera entregar documentos en físico y pagos en efectivo.

-Integración al catálogo de delitos que merecen la prisión preventiva oficiosa todas las conductas relacionadas con delitos de corrupción (aparte de los recientemente legislados) contra el fisco, entre ellas el contrabando.

La Cuarta Transformación llegó a las aduanas, facilitar el comercio exterior y la práctica aduanera en armonía con la integridad y el amor a la patria son más que buenos deseos, un imperante ante un México en pleno renacimiento.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *